-Andalucía exporta mano de obra a otras regiones españolas

Andalucía exporta mano de obra a otras regiones españolas, así lo recogen Afi y Asempleo en su último informe sobre el mercado laboral, que indica que el saldo migratorio interno de Andalucía es de -0,11 por ciento, lo que significa que “la Comunidad pierde población que decide salir de la región hacia otras regiones españolas”.

Por provincias, tan sólo Málaga (+0,48%) atrae población residente en España, y se sitúa como la tercera provincia con mayor efecto llamada, sólo después de Álava y Baleares. El resto de provincias, presentan saldos negativos: Almería (-0,51%), Cádiz (-0,09%), Córdoba (-0,40%), Granada (-0,45%), Huelva (-0,27%), Jaén (-0,46%) y Sevilla (-0,06%). Por su parte, Andalucía tiene un saldo migratorio exterior positivo del 0,10 por ciento, lo que significa que a esta región continúan llegando personas de otros países. 

A nivel nacional, el informe señala que el empleo registrará una caída interanual cercana al cinco por ciento en el primer trimestre de este año, en línea con los descensos experimentados en el tramo final de 2012, con lo que el número de ocupados se situará a finales de marzo en el entorno de los 16,54 millones de trabajadores, nuevo mínimo del actual ciclo recesivo. “A tenor de los indicadores parciales de actividad y confianza del sector privado, deberíamos asistir a una cierta estabilización en el ritmo de corrección de la ocupación”, señalan.

La Semana Santa, que este año se celebra a finales de marzo, podría “amortiguar” la pérdida de empleo que se registrará en el primer trimestre., de tal forma que el retroceso interanual del empleo se reducirá de manera progresiva, hasta situarse en abril en el -4,3%, situándose la cifra de ocupados en 16,7 millones de personas.

De acuerdo con la última EPA publicada, más de la mitad de los parados lo son de larga duración, es decir, que llevan un año o más en el desempleo; la mitad de los menores de 25 años que quiere y puede trabajar está en el pero, y los hogares con todos sus miembros en el desempleo alcanzan ya los 1,8 millones, casi cinco veces más que cuando comenzó la crisis. La situación económica ha llevado a muchas personas a volver a sus hogares paternos e incluso a abandonar España en busca de nuevas oportunidades, sobre todo los inmigrantes. De hecho, España perdió en 2012 población extranjera por primera vez en 15 años.

Según Afi y Asempleo, las regiones españolas en las que más se ha deteriorado la actividad económica en los últimos dos años son las que concentran los flujos migratorios más intensos. Castilla y León y Castilla-La Mancha son las que han perdido ciudadanos en mayor medida que otras comunidades, frente a Baleares, Navarra, Madrid y País Vasco, que son las que registran mayores saldos migratorios interregionales. País Vasco, que es una de las comunidades que más españoles recibe, es también la región que exporta en mayor medida ciudadanos hacia el extranjero.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *