-APORTACIONES A LA NUEVA EVANGELIZACION, por MONSEÑOR JORGE LOZANO. HOMENAJE A GUILLERMO ROVIROSA

En la evangelización tiene que producirse una unidad entre libertad y promoción integral y urge crear estructuras  que consoliden un orden social, económico y político de justicia y equidad. Si no, podemos ser cómplices de un sistema económico que va creando cada vez más pobres y nosotros más esfuerzos por atenderlos sin apuntar a las causas de la pobreza.
 
En este curso se conmemora el cincuenta aniversario de la muerte de Guillermo Rovirosa. Con este motivo en Movimiento Cultural Cristiano, organizó una tertulia homenaje con el tema “Aportaciones a la Nueva Evangelización”. Comenzó la jornada con la visualización de un breve vídeo en el que su amigo Julián G. del Castillo, también fallecido ya, dedicaba unas palabras sobre la personalidad de Rovirosa y su aportación al apostolado obrero, y al que describió como un auténtico cristiano que libremente decidió hacerse pobre y servir a Jesús con una vida en permanente conversión.
            
Continuó el acto con la presencia y aportación de Jorge Lozano,Obispo de Gualeguaychú (Argentina), Presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina, Obispo auxiliar del Cardenal Jorge Mario Bergoglio en Buenos Aires (2000-2006).
            
Monseñor planteó algunas de las líneas más importantes trabajadas en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida (Brasil) del que fue participante y otras sobre la reciente Exhortación del Papa Francisco, la Evangelii Gaudium.
           

Inició su intervención afirmando que la Evangelización es desborde y alegría de encuentro con Jesucristo, pero no de sentimientos de bienestar sino de alegría solidaria. Indicó que se ha puesto en marcha una misión permanente en América Latina , una misión que nos lleva -dijo- a un proceso de cambio de conversión de la comunidad cristiana, con procesos de renovación de las estructuras caducas y una corresponsabilidad de todos los fieles.

             
La Iglesia no busca resultados, no puede comunicarse con proselitismo ni propaganda. La Iglesia-definió- es como una madre que busca y acompaña.  En la Evangelización tiene que producirse una unidad entre libertad y promoción integral y urge -afirmó- crear estructuras  que consoliden un orden social, económico y político de justicia y equidad.  
 
 
CONTRA UN SISTEMA ECONÓMICO INJUSTO
 
Por tanto, las obras de misericordia deben ir acompañadas de estructuras que busquen la justicia social y no que crean círculos viciosos que sean funcionales a un sistema económico inicuo, podemos si no, ser cómplices de un sistema económico que va creando cada vez más pobres y nosotros más esfuerzos por atenderlos sin apuntar a las causas de la pobreza. En la opción por los pobres  se juega la fidelidad de la Iglesia a Jesucristo, ya que está implícita en la fe cristiana, no es una opción sociológica.
             
Se refirió luego a  la Exhortación destacando la idea que en ella plantea el Papa sobre la necesidad de la Iglesia de salir a las periferias no sólo las geográficas  sino también las existenciales (de la ignorancia, del sufrimiento, de la injustica …).Volvió a insistir en la dimensión social de la evangelización sin la cual, dijo, se desvirtúa.
             
Afirmó que hoy en día, según palabras del Papa Francisco, el mundo no es más ateo sino más idólatra, porque ha nacido una nueva idolatría: el dinero y así su postura y su denuncia permanente ante el sistema económico. Por ello tomando la cita de Cristo “dadles vosotros de comer”. Francisco nos invita a  que hay que ir a las causas estructurales de la pobreza y promover el desarrollo integral de la persona y los gestos de verdadera solidaridad. Monseñor defendió que ir a los hechos es urgente y hay que hacerlo, pero que ir a las acusas y luchar contra ellas es lo verdaderamente revolucionario.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *