DESARTICULADA UNA RED DE ESCLAVITUD SEXUAL EN ALMERIA

Agentes de la Policía Nacional desarticularon en Almería, hace unos meses, una organización dedicada a la trata de mujeres con fines de explotación sexual. Las víctimas eran trasladadas por tierra desde Nigeria hasta Marruecos y desde allí en patera o cayuco alcanzaban la costa española. Durante el operativo fueron arrestadas 21 personas y se registraron 14 inmuebles en las localidades de Roquetas de Mar y Vícar.
La investigación se inició a principios del año 2010 tras detectarse la existencia de un grupo de mujeres de nacionalidad nigeriana que habían sido traficadas por una organización delictiva y estaban siendo explotadas sexualmente. La captación de las víctimas se realizaba en los pueblos de origen de las víctimas bajo falsas promesas de trabajo en España.
Posteriormente las mujeres eran trasladadas con documentación falsa, vía terrestre, desde Nigeria hasta Marruecos, atravesando los países de Benín, Níger, Mali y Argelia. Una vez en las costas de Marruecos la organización contactaba con ciudadanos marroquíes, quienes a cambio de grandes sumas de dinero, les vendían una plaza en una patera o cayuco, con el objeto de alcanzar así las costas españolas.
Durante este largo viaje que duraba meses, las mujeres sufrían multitud de penalidades, tanto al cruzar el desierto para llegar hasta las costas de Marruecos, como atravesando el estrecho en viejas embarcaciones de pesca.
Ya en España, la organización conducía a las víctimas hasta la localidad de Roquetas de Mar, donde eran obligadas a ejercer la prostitución mediante agresiones físicas y amenazas que incluían prácticas de vudú para someter la voluntad de las mujeres.
También llevaban a cabo secuestros de familiares en España y Nigeria para que la coacción fuera mayor.
Las víctimas se veían obligadas a prostituirse durante más de dos años para poder finalmente obtener la libertad. Pagaban con las ganancias diarias de la prostitución una deuda contraída que solía alcanzar la cantidad de 50.000 euros, aumentada en algunos casos por los gastos diarios de ropa o manutención de las mujeres.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *