¿EN QUÉ LUGAR QUEDAN LOS ÚLTIMOS EN LAS ELECCIONES ANDALUZAS 2015?

El pasado lunes 9 de marzo tuvo lugar en la Casade Cultura y Solidaridad de Granada una tertulia sobre la ‘Situación Política actual en Andalucía. Fue presentada por José González, militante del PartidoSain y del Movimiento Cultural Cristiano de Málaga. En ella se trató especialmente la actual campaña electoral, y las causas del adelanto de las elecciones autonómicas en la región. 
 
Sirvió para desgranar los distintos intereses de los partidos políticos, así como para ver en qué lugar han dejado a los últimos de la sociedad, tanto de Andalucía como de más allá de nuestras fronteras. Se empezó viendo la ineficacia y complicidad de la Junta de Andalucía ante el problema del paro, en una comunidad dónde según la EPAse alcanza el 34% de parados y existe medio millón de familias con todos sus miembros en paro.
 
Susana Díaz y el PSOE en Andalucía han demostrado estar al servicio de la banca y de los mercados financieros, dependiendo de ellos sin realizar en absoluto políticas de izquierda y socialistas: así lo ha demostrado con la familia Botín de los que ha obtenido créditos por valor de 500 millones de euros, o con encuentros públicos con el presidente del Grupo la Caixa, Isidro Fainé; el de Telefónica, César Alierta o el de Endesa, Borja Prado. Una vez más se demuestra que quién paga, manda.
 
Lo último en corrupción ha sido ver cómo en el caso de los ERE tras haber sido citados Chaves y Griñán para declarar como imputados ante el Tribunal Supremo, aún mantienen sus cargos de Diputado y Senador, en contra de las propias palabras que dijo la presidenta de la Junta: “Cualquier imputado deberá dejar el escaño”.
 
En Andalucía crece tanto la corrupción legal como la corrupción legal e inmoral, en forma de prebendas, derechos y salarios desorbitados.
 
En el análisis de los partidos que se presentan a las elecciones andaluzas, se mostró en la tertulia cómo el PP vende los logros del gobierno de Rajoy, ejemplo de una falsa recuperación económica a costa de recortes y de más explotación de los trabajadores, con una mínima bajada del paro traducida en trabajar más horas por menos salario. IU luchando por no desaparecer del panorama político y pagando las ansias de poder de estos años atrás y tras pactar con el PSOE a cambio de cualquier sillón.
 
Mientras se dialogó sobre Podemos y su utilización de las elecciones andaluzas como laboratorio de pruebas de cara a las elecciones generales. El Congreso de los Diputados es el lugar hacia dónde dirigen sus intereses tras haber rechazado presentarse a las elecciones municipales con su propia marca y evidenciando ignorar la forma más básica de democracia actualmente: los municipios.

 

 
Desde el partido Sain se quiso plantear su compromiso y permanencia en la denuncia de la situación en qué quedan los últimos en la sociedad: con los parados, con los que sufren la pobreza en sus diferentes formas, con los hambrientos e inmigrantes, con los desahuciados… personas más allá de unas frías cifras pero que luchan por la dignidad de un trabajo o de sacar una familia adelante sin depender del pan y circo que se ha ofrecido tantos años en Andalucía. 

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *