-Esta es la Andalucía que construimos. Directivos de RTVA e inmigrantes malienses en Almería

-Directivos de RTVA cobran más que el propio Griñán

El director general de la RTVA, Pablo Carrasco ha reconocido que hay 17 directivos de la televisión andaluza que cobran más que el presidente: ocho de ellos perciben 73.505 euros y otros nueve, 78.522 euros. Añadió que incluso hay “trabajadores de la RTVA” que ganan más que el presidente Griñán (63.808 €). Controlar la opinión pública y mantener al pueblo en la ignorancia con la peor educación de Europa son fundamentales para mantenerse 30 años en el poder sin resolver el paro y tantos problemas que padece el pueblo andaluz.

Pablo Carrasco, director RTVA


-La vida de un inmigrante

Malí es un país en guerra, no sólo desde el golpe militar sino mucho antes, ya estaba siendo saqueado. En Malí, la mitad de la población vive bajo el umbral de la pobreza. La pobreza y los conflictos armados han provocado la emigración de miles de malienses.

De ellos, unos doscientos se encuentran viviendo en una localidad almeriense. La mayoría viven en chabolas de cartón y bajo plásticos. Carecen de las condiciones mínimas para vivir, no tienen luz o agua en sus viviendas. A pesar de ello, el poco dinero que pueden conseguir trabajando en la agricultura, lo envían a sus familiares, ya que tienen la necesidad vital de atender y cuidar a los que quedaron allí.

Muchos de ellos se encuentran con el problema de la falta de regularización, lo cual agrava aún más su situación de indefensión. Prueba de ello, ha sido el grave hecho sucedido con un joven senegalés. Aunque llevaba siete años trabajando en Almería, no tenía la documentación. Cuando la policía se la pidió en una de las avenidas de la ciudad, él les entregó su carnet de estudiante, pero ante la insistencia para que les enseñara el resto de documentación, el joven, desesperado por el temor a ser devuelto a su país, se marchó corriendo. La versión policial aseguraba que se metió en la playa, dejando algunas de sus ropas en la orilla.

Un diario de Almería entrevistó a su hermano, llorando y muy nervioso por no tener noticias del joven: “lleva 7 años en Almería, aunque antes estuvo en Barcelona, pero no tiene papeles. Por eso prefirió correr antes de que la Policía lo cogiese, porque aunque en España la cosa está mal, en nuestro país está peor y aquí venimos por trabajo. Pagamos el piso y para eso tenemos que trabajar y salir a la calle, pero cuando salimos tenemos que ir con cuidado porque nos paran siempre. A mi hermano ya lo habían parado dos veces antes y siempre a la tercera te expulsan de España y te mandan a tu país”.

La inmigración ha supuesto un impacto positivo en el sistema de la Seguridad Social y el equilibrio demográfico. Sin ellos, el PIB español hubiera retrocedido aún más. Muchos sectores de la población se han beneficiado de la explotación de los inmigrantes, la agricultura almeriense es prueba de ello.

La llamada crisis económica ha provocado más paro, más explotación laboral y más esclavitud, y sus responsables siguen sin dar la cara. La única actitud responsable es la Solidaridad con los empobrecidos, españoles y extranjeros, en un ánimo común de luchar contra las causas de esta injusticia social que está provocando tanto sufrimiento.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *