-I CONGRESO ROMPIENDO CADENAS. UNA EXPERIENCIA DIFÍCIL DE OLVIDAR. LA LUCHA, MÁS ESPERANZADORA QUE NUNCA

-El I Congreso Rompiendo Cadenas reúne durante cuatro días a militantes de varias organizaciones que promueven la lucha contra el paro, la explotación o la esclavitud.
-Organizado por el Partido SAIn, el Colegio Jesús Maestro de Madrid acogió a más de 220 congresistas venidos desde distintos puntos del país y con ponentes de cuatro continentes.
-Vivencias como la de Ekta Parishad en India, la Fundación La Alameda en Argentina o el Frente de Liberación del Trabajo Forzado en Pakistán estuvieron muy presentes.

 

Experiencias de vida solidaria. Experiencias de lucha contra la injusticia y crímenes como el Paro, la Explotación y la Esclavitud. Ese ha sido el eje sobre el que ha girado el I Congreso Rompiendo Cadenas, que ha tenido lugar del 1 al 4 de mayo en Madrid.

La idea central de las ponencias, mesas de trabajo y encuentros fue la de exponer experiencias de lucha en distintos puntos del mundo para compartir las agresiones que, contra las capas más débiles de la sociedad, ejercen los mecanismos de un sistema basado en el lucro sin control, la guerra de los fuertes contra los débiles y la preeminencia del poder económico sobre la acción política.

 

 

-Ponentes

El programa contó con la participación de organizaciones de hasta cuatro continentes. De Asia llegaron Rajagopal PV, responsable de la organización Ekta Parishad, candidata al Premio Nobel de la Paz 2014; que expuso su opción por la no violencia y la lucha de los Sin Tierra en la India rural.
    También con procedencia asiática, pero exiliado desde hace casi dos décadas en Suecia, Eshan Ulla Khan tuvo una presencia muy relevante a la hora de mostrar las acciones que el Frente de Liberación del Trabajo Forzado hizo en Pakistán durante años. Emocionante fue su testimonio sobre su relación con Iqbal Masih, el niño asesinado en 1995 por la mafia tapicera tras escapar de la esclavitud y luchar por la liberación de otros niños.

Cruzando el Atlántico hacia Iberoamérica, llegaron Martín Barrios, de la Comisión de Derechos Humanos de Tehuacán (México); Gustavo Vera, de la Fundación La Alameda de Argentina y Juan José Monterroso, del Movimiento de Trabajos Cristianos de Guatemala.

Estos testimonios se caracterizaron por ser de los que más ponen el dedo en la llaga, por estar justo al pie de los problemas, jugándose incluso su integridad física; y desenmascarando sistemas como las maquilas mexicanas; que condena a la esclavitud a miles de personas en la ciudad del mundo que más pantalones vaqueros fabrica.

De Argentina también sobresalió la aportación de Gustavo Vera, que contó como en sólo 13 años la Fundación La Alameda ha logrado destapar talleres textiles clandestinos, prostíbulos o centros de narcotráfico. Actualmente ocupan ocho escaños en el Parlamento local de Buenos Aires.

Y así otras muchas aportaciones que han enriquecido los diálogos, las mesas redondas, los encuentros informales y las tertulias nocturnas, una iniciativa de lo más novedosa que reunía en un bar a los ponentes más destacados con pequeños grupos de congresistas, para tener un contacto más cercano. 


En las jornadas hubo lugar para la obra teatral ‘Tirar del hilo’, que denuncia el imperio de Inditex, a cargo de la compañía Zero a la Izquierda; además de un acto público en Puerta del Sol para denunciar las causas de la esclavitud, con una interpretación teatral a cargo de Camino Juvenil Solidario y cuatro mítines a cargo de algunos de los ponentes y organizadores.

 

-Conclusiones

El denominador común de estos días de encuentro ha sido el fomento de una líneas de acción encaminadas a la lucha solidaria, no violenta y que denuncia de manera sistemática las causas premeditadas de lacras como el Paro, la Explotación o la Esclavitud, problemas todos de una misma moneda y que condenan a la muerte y a la miseria a cientos de miles de personas cada día.

 

1. EL TRABAJO ES SOLIDARIDAD. La existencia del paro, la esclavitud infantil, la explotación, la trata… violan la dignidad de las personas y comparten unas mismas causas: se pone al capital por encima del trabajo.

 

2.- LA ESCLAVITUD Y EL LUCRO SON EL MOTOR DEL ACTUAL SISTEMA ECONÓMICO
El mundo del trabajo vive hoy explotado y víctima de la usura, mientras las empresas multinacionales, con la complicidad de los Estados y organismos internacionales, disparan sus beneficios a máximos nunca vistos. La trata y la esclavitud no son posibles sin esa complicidad de los poderes del Estado y del egoísmo y la indiferencia de la sociedad de consumo.

3.- BUENA PARTE DE LOS SINDICATOS HAN TRAICIONADO SUS ORÍGENES
Su función de defensa y protagonismo de los trabajadores pobres y explotados, y de los parados, así como su función de transformación de la sociedad, han desaparecido. Esto solo es superable sustituyendo la burocracia por militancia.
4.- LOS MÁS POBRES DE LA SOCIEDAD SON LOS PRIMEROS Y EL MOTOR DE LA LUCHA POR SU LIBERACIÓN

 

Son la fuente de la esperanza, y deben ser el metro con el que medir nuestras acciones. Con ellos debemos cultivar una cultura del encuentro y del diálogo, crear un frente común para luchar por una misma causa, reconociendo la dignidad de toda persona. La solidaridad y la no violencia son formas de vida que ya han mostrado el camino en acciones por todo el mundo, y siguen haciéndolo en la actualidad

 

5.- LA POLÍTICA, hecha desde el amor y protagonizada por el pueblo, es una de las tareas más altas y nobles que pueden desarrollar la persona y la comunidad. Debemos hacer una política del pueblo frente a la política del Estado, favoreciendo su protagonismo y su solidaridad. Hacer sociedad frente a Estado.
6.- La lucha solidaria hoy solo puede tener una DIMENSIÓN INTERNACIONAL Y COORDINADA, como es la agresión a los empobrecidos. Para ello debemos partir de nuestra realidad cotidiana y concreta.

 

7.- La EDUCACIÓN de los jóvenes, y el aprender de distintas experiencias que ya han puesto en marcha otros, de sus aciertos y errores, es clave para cambiar el sistema educativo actual que, a nivel mundial, desconecta cabeza y corazón.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *