LA FAMILIA: INSTITUCIÓN DE SOLIDARIDAD

Las familias son las que siguen soportando el peso de las personas que necesitan atención: ancianos, disminuidos. Nuestra comunidad autónoma lidera la lista de necesidades de este tipo y son las familias y la iniciativa privada las que sostienen la tarea. Es necesario reconocer públicamente el papel crucial de las familias andaluzas.
 
Sucede un fenómeno similar al drama del paro. Los sociólogos se plantean cómo puede ser que con la tasa de desempleo que sufre Andalucía no se haya amotinado la sociedad; la respuesta, como en el caso de la atención a dependientes es la acción de la familia que basada en una herencia cultural cristiana sigue mayoritariamente haciéndose cargo de las personas más desvalidas. 
75.321 andaluces a la espera de conocer una respuesta a su petición de prestación por dependencia. ¿Cómo se solventa esa situación de desamparo? con el trabajo gratuito de las familias, con el esfuerzo callado y continuado especialmente de las mujeres y las madres. Una cosa es que se conceda ese derecho y otra que se conceda la prestación; mucha “dependencia” se queda en los papeles.
La realidad es que es la familia el colchón que amortigua el drama del paro, de la enfermedad, de la soledad, de la ancianidad. La gran pregunta no es otra que atisbar los derroteros por los que transcurrirá esa cultura de la familia fuente e institución solidaria cuando el estado y especialmente el estado andaluz mantienen la política familiar en la marginalidad y el desprecio.
 
El apoyo político a la familia en Andalucía está bajo mínimos desde hace mucho tiempo; y especialmente las familias numerosas. Pruebe a gestionar el título de familia numerosa. Sin darnos cuenta que es la mejor inversión hasta económica en futuro y en solidaridad.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.