EL PARO JUVENIL MATA

Con más de la mitad de los jóvenes en paro (49,3 por ciento –38.400 parados– entre los jóvenes con menos de 25 años en Málaga), con unos índices altísimos de familias rotas y el sistema educativo por los suelos, el aumento de la violencia por arma blanca que se está produciendo en Málaga tiene unas causas claras y atajables.
Que “El Paro Mata” es una afirmación cada vez más real y desgraciadamente más extendida. Hasta el día 8 de octubre, el servicio de emergencias 061 ha realizado 141 asistencias por heridas de arma blanca o arma de fuego en la provincia.
En el mismo periodo de 2009, Málaga registró 102 casos de este tipo, según EPES. El incremento que reflejan estas estadísticas es casi del 40%.
La cifra cobra especial relevancia si se tiene en cuenta que 2009 ya fue considerado violento. El balance de la Policía Local de Málaga, por ejemplo, reflejó que en la capital se detuvo a 32 personas por apuñalamientos, lo que supuso el doble que en 2008 y más del triple que en 2007.
Desde la Comisaría Provincial confiesan que «no pueden hacer nada» para combatir estas agresiones.
Con esta afirmación puede cundir el pánico. Pero lo que demuestra es un fracaso más de la política de “a más policía, más seguridad”. Esto es lo que se hace en las dictaduras.
La mitad de los jóvenes malagueños está en el paro, aderezado con que viven en un ambiente familiar roto o deteriorado y que, además, el sistema educativo está fracasado. Ahora los valores los transmite la calle y la TV.
Las causas de la violencia son muy claras: Paro y crisis de la Educación: Familia y Escuela. Hagamos políticas contra estas lacras que hacen a nuestros jóvenes más violentos e insolidarios con sus compañeros y conciudadanos. Pero no caigamos en la política fácil de la subvención. Esto degradará más a los jóvenes.
Políticas integrales de empleo y transmitirles a nuestros jóvenes que ha habido jóvenes que se asociaron para luchar contra el paro. Y que hay adolescentes en el tercer mundo que luchan por su dignidad de forma asociada.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =