LOS ENCHUFADOS NO SUFREN RECORTES

Es una práctica generalizada que cada nuevo equipo de gobierno de cualquier nivel de la administración pública incorpore en su administración a un grupo de personas que acceden al puesto de trabajo, con los “únicos méritos” de estar afiliado al partido “A” o “B”. Acceden a la administración sin pasar por ningún examen de acceso/oposiciones como están obligados todos los empleados públicos/funcionarios.
Son los llamados: “personal de confianza”, “asesores políticos”, “personal eventual”… En definitiva, “puestos a dedo” que cobran del erario público, es decir del bolsillo de los ciudadanos, simplemente por estar afiliado al partido. Podemos ver como botón de muestra “el personal eventual 2011-2015” del ayuntamiento de Almería y sus “austeras nóminas”:
5 Asesores generales destinados a las áreas municipales (3.689,09 euros/mes cada uno); 2 asesores de alcaldía (3.228,37 euros cada uno); 3 asesores de comunicación (2.884,98 euros/mes cada uno), 8 asesores a grupos políticos (2.864,05 euros/mes cada uno), 11 administrativos de apoyo a grupos políticos (2.046,96 euros cada uno), etc.
Sí; es posible recortar gasto público de la administración pública, ¿no habría que empezar por los “puestos a dedo” que acceden a la administración sin pasar por ningún examen de acceso como están obligados los empleados públicos/funcionarios? Por supuesto todo esto es legal, pero ¿es ético?
Es un botón de muestra de la inmoralidad del entramado político.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 17 =