NUEVA RUMASA: OTRO ENGENDRO DE LA CORRUPCIÓN DEL PSOE

Las empresas de Ruiz Mateos aparecen en la trama de los ERE y como beneficiarias de importantes subvenciones de la Junta.
Con la quiebra de Nueva Rumasa, que ha destapado las prácticas fraudulentas de la familia Ruiz Mateos en la gestión de su grupo empresarial, el PSOE y sus palmeros propagandísticos se han lanzado a justificar la intervención de la primera Rumasa en los años ochenta.
Los hechos ponen de manifiesto la hipocresía de los de Zapatero, que hasta vísperas de la quiebra han apoyado el crecimiento de empresas de la Nueva Rumasa  cuya solvencia ya estaba cuestionada. Así Dhul o Primayor aparecen como beneficiarias de importantes subvenciones de la Junta de Andalucía para construir nuevas fábricas en Jaén, e implicadas en la trama de los ERE, con familiares de altos cargos entre los falsos prejubilados en empresas del grupo.
Desde el PSOE andaluz no sólo no se ha hecho nada por evitar un nuevo fraude en torno a Rumasa sino que se ha impulsado el crecimiento del grupo cuando ya estaba en pleno declive. La Agencia Andaluza de Innovación y Desarrollo concedió 6,4 millones al grupo, que con los 2,2 millones entregados por la Consejería de Agricultura, alcanzan un total de 8,6 de millones para los Ruiz Mateos para unas plantas que dudamos lleguen a terminarse. Mientras el Ayuntamiento les facilitaba la recalificación de suelo rustico en industrial. Todo ello como salida al ERE de Cárnicas Medina, cuya plantilla sería, en parte, absorbida en las nuevas plantas.
Los protagonistas son ya conocidos por la opinión pública pues sus nombres están vinculados de lleno a la trama de los ERE: el antiguo directivo de UGT, Juan Lanzas, y el hombre de confianza de Chavez, Gaspar Zarrias, que no dudó en poner la primera piedra de la fábrica de Dhul en Jaén tras otorgarle sustanciosas subvenciones. Junto a ellos la cuñada del primero y la esposa del segundo que se encuentran entre los falsos pre-jubilados de Hitemasa y Dhul respectivamente.
Las malas prácticas de los Ruiz Mateos han encontrado un aliado extraordinario en el señor Griñán y su pésima política industrial, capaz de gastar millones de euros salidos del bolsillo de los andaluces en apostar a caballo perdedor, como ya hiciera con Santana y otros grandes fracasos no han creado empleo, y se han quedado en una foto propagandística que nos ha costado muy cara.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 9 =